¿Qué pasa si no baja la fiebre en niños?

La fiebre es una respuesta común del cuerpo a una infección o enfermedad, y es especialmente común en los niños. Aunque en la mayoría de los casos la fiebre desaparece por sí sola o con el tratamiento adecuado, hay ocasiones en las que la fiebre persiste y no baja como se esperaba. Esto puede ser motivo de preocupación para los padres y cuidadores, ya que puede indicar un problema subyacente más serio. En este artículo, exploraremos qué puede pasar si la fiebre no baja en niños, las posibles causas, cuándo buscar atención médica y qué medidas se pueden tomar para ayudar a reducir la fiebre de manera segura.

Índice de contenidos
  1. Causas de una fiebre que no baja en niños
  2. ¿Cuándo buscar atención médica?
  3. Medidas para ayudar a reducir la fiebre de manera segura
  4. Preguntas frecuentes sobre la fiebre en niños
  5. Reflexión

Causas de una fiebre que no baja en niños

Hay varias razones por las cuales la fiebre en niños puede persistir, incluso después de tomar medicamentos para reducirla. Algunas de las posibles causas incluyen:

Infecciones persistentes

Algunas infecciones, como las del tracto respiratorio o del oído, pueden no responder completamente al tratamiento, lo que puede provocar que la fiebre no disminuya. En estos casos, es importante consultar con un médico para determinar el tratamiento adecuado para eliminar la infección subyacente.

Problemas de salud subyacentes

En algunos casos, la fiebre persistente en niños puede ser un signo de un problema de salud subyacente, como enfermedades autoinmunes, trastornos del sistema inmunológico, cáncer u otras condiciones médicas. Es fundamental que un profesional de la salud evalúe al niño para descartar estas posibilidades.

RELACIONADO:  ¿Qué sucede si un hombre toma hormonas femeninas?

Reacción a medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar fiebre como efecto secundario. Si un niño está tomando medicamentos y la fiebre no cede, es importante consultar con un médico para evaluar si la fiebre está relacionada con la medicación y si se requiere un ajuste en el tratamiento.

Problemas de termorregulación

En algunos casos raros, los niños pueden tener dificultades para regular su temperatura corporal, lo que puede conducir a fiebres persistentes. Estos problemas pueden estar relacionados con trastornos neurológicos o de la función del hipotálamo, que es el centro de control de la temperatura en el cerebro.

¿Cuándo buscar atención médica?

Si la fiebre de un niño no cede después de administrar medicamentos para reducirla, es importante buscar atención médica. Además, se debe consultar con un médico si el niño presenta otros síntomas preocupantes, como dificultad para respirar, irritabilidad extrema, confusión, dolor de cabeza intenso, erupción cutánea, rigidez en el cuello o convulsiones.

En casos donde la fiebre persistente está acompañada de síntomas graves o no tiene una causa clara, se debe buscar atención médica de inmediato. El médico evaluará al niño, realizará exámenes para determinar la causa subyacente y brindará el tratamiento adecuado según sea necesario.

Medidas para ayudar a reducir la fiebre de manera segura

Si un niño tiene fiebre y no responde a los medicamentos habituales, existen medidas que se pueden tomar en casa para ayudar a reducir la fiebre de manera segura, incluyendo:

Mantener al niño hidratado

Es crucial asegurarse de que el niño esté bien hidratado. Ofrecer agua, jugos naturales o caldos tibios puede ayudar a prevenir la deshidratación, especialmente si el niño está perdiendo líquidos debido a la fiebre.

RELACIONADO:  ¿Qué sucede si bebes agua no potable?

Ambiente fresco

Mantener el ambiente donde se encuentra el niño fresco y confortable puede ayudar a reducir la temperatura corporal. Usar ropa ligera y mantener la habitación a una temperatura agradable puede ser beneficioso.

Baños tibios

Dar al niño baños tibios o colocar compresas tibias en la frente y áreas de gran flujo sanguíneo puede ayudar a reducir la fiebre de manera natural. Es importante asegurarse de que el agua no esté demasiado fría ni demasiado caliente para evitar cambios bruscos de temperatura.

Descanso adecuado

El descanso adecuado es fundamental para que el cuerpo del niño pueda combatir la infección que está causando la fiebre. Asegurarse de que el niño descanse lo suficiente puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico.

Preguntas frecuentes sobre la fiebre en niños

1. ¿Qué se considera fiebre en los niños?

La temperatura normal en los niños se encuentra entre 36.5°C y 37.5°C. Se considera fiebre cuando la temperatura corporal es igual o superior a 38°C.

2. ¿Cuándo es necesario administrar medicamentos para bajar la fiebre en niños?

Los medicamentos para reducir la fiebre, como el paracetamol o el ibuprofeno, se pueden administrar si la fiebre es alta o si el niño se encuentra incómodo. Es importante seguir las indicaciones del médico o las instrucciones del envase para la dosificación adecuada.

3. ¿Cuánto tiempo debe pasar para preocuparse si la fiebre no cede en un niño?

Si la fiebre persiste por más de 3 días, o si el niño presenta otros síntomas preocupantes, es importante buscar atención médica de inmediato.

Reflexión

La fiebre en los niños es una respuesta natural del cuerpo a la enfermedad, y en la mayoría de los casos no representa una amenaza seria. Sin embargo, cuando la fiebre persiste y no muestra signos de ceder, es crucial buscar atención médica para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado. Con un manejo adecuado y la atención oportuna, la mayoría de los casos de fiebre en niños pueden resolverse sin complicaciones.

RELACIONADO:  ¿Qué pasa si como 1 vez al día?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué pasa si no baja la fiebre en niños? puedes visitar la categoría Salud.

¡No te pierdas estos contenidos interesantes!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad